Cargando

Type to search

E-BOLETÍN

Boletín Diario Informativo de AMYTS del 27 de julio de 2022

Share

1. Mesa Sectorial de Sanidad este miércoles 27 de julio: conoce los puntos del orden del día

2. Jubilación anticipada del médico en 2022: cuándo, cómo y cuánto

3. AMYTS en los medios: Los MIR a examen

4. Así se reparten todas las notas de corte para estudiar Medicina este curso

5. Escrivá confirma que la cuota del médico autónomo alcanzará los 590 euros

1. Mesa Sectorial de Sanidad este miércoles 27 de julio: conoce los puntos del orden del día

La reunión de Mesa Sectorial de Sanidad que tendrá lugar en la sede de esta Dirección General, en la sala de Juntas de la primera planta el próximo miércoles, 27 de julio 2022 a las 12:00 horas, tendrá el siguiente Orden del Día:

  1. Presentación a la mesa del Viceconsejero de Gestión Económica.
  2. Lectura y aprobación de las actas correspondientes a sesiones anteriores.
  3. Estado de situación del Acuerdo de Mesa Sectorial sobre valor hora de guardia y exceso de jornada de las enfermeras en Atención Primaria.
  4. Situación del proceso de reordenación de efectivos en el SUMMA 112.
  5. Situación del proceso voluntario de integración en el régimen del personal estatutario en la categoría de TES de los Auxiliares de Transporte Sanitario del SUMMA 112.
  6. Información sobre fechas procesos OPEs y concursos de traslados.
  7. Propuesta de baremos concurso de méritos ley 20/2021.
  8. Modalidades de contratación RDL 12/2022 de 5 de julio.
  9. Situación procesos voluntarios de integración en el régimen del personal estatutario del personal funcionario de carrera y laboral fijo del resto de hospitales adscritos al SERMAS.
  10. Ruegos y preguntas.

 

2. Jubilación anticipada del médico en 2022: cuándo, cómo y cuánto

Desde el año 2011 en el que desde el Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada se realizó el “Informe propuesta sobre jubilación para el personal facultativo de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud”, se han venido publicando informes sobre la jubilación, como un tema interesante y muy desconocido para la mayoría de los médicos, sobre todo por la pérdida que supondrá en el poder adquisitivo y que es necesario conocer para buscar solucionarla o adaptarse a la misma.

El pasado día 11 de julio publicamos un informe sobre la jubilación ordinaria, en el que quedó de manifiesto que los médicos y resto de profesionales que cotizan por el tope máximo, sufren una pérdida de más de 4.500 euros al año con relación a la pensión por la que han contribuido, al afectarle el tope máximo de pensión, que suponen más de 90.000 euros en una supervivencia media de 20 años tras cumplir los 65 años. El 18 de julio publicamos otro informe de jubilación demorada, que puede ser una forma de paliar en parte está perdida y la pérdida de poder adquisitivo con relación al sueldo en activo, que supera el 35% en casi todos los casos y el 50% para los que continúan haciendo guardias. Ahora publicamos este sobre la jubilación anticipada, que supone un recorte sobre la pensión inicial reconocida por la que se ha cotizado de hasta el 21% y otro recorte adicional de hasta el 4% si finalmente la pensión queda por encima de la pensión máxima, si se adelanta dos años y por tanto un incremento de la pérdida de poder adquisitivo con relación a las retribuciones en activo.

Hace unos años muchos médicos, cuando estaban próximos a la edad de jubilación, preguntaban si podían continuar trabajando unos años más y sin embargo ahora son muchos los que preguntan ¿cuándo me puedo jubilar?, no aguanto más, estoy agotado, en estas condiciones no quiero y no puedo seguir.

Según la Sexta oleada de la Encuesta OMC-CESM sobre la Profesión Médica de diciembre de 2019 de los 5.720 Médicos mayores de 55 años activos encuestados el 32,6% estarían dispuesto a prolongar su actividad laboral, mientras que solo un 13,7% tenían intención de adelantar su jubilación y el 39,6% tenían intención de jubilarse cuando les correspondiera por la edad. Después de la pandemia las condiciones laborales se han deteriorado y posiblemente los porcentajes sean diferentes, serán más los que voluntariamente quieran una jubilación anticipada y será un problema para muchas especialidades, es prioritario mejorar las condiciones para que muchos médicos no se vean obligados a jubilarse anticipadamente.

Jubilación voluntaria anticipada

Ahora hay posibilidades de jubilación antes de la edad legal y sin que implique jubilación por invalidez.

Los funcionarios que cotizan a clases pasivas, entre los que se encuentran los médicos de APD y los médicos que trabajan como funcionarios para las distintas administraciones, se pueden jubilar con la edad de 60 años y con 30 años cotizados. Su haber regulador es de 44.319,9 euros anuales en 2022 y se reconoce el 100% con 35 años cotizados. El importe que perciben, puede ser el tope máximo de pensión con 33 años cotizados según el programa [email protected] de la web de clases pasivas. Para informarse detalladamente es conveniente acudir a la oficina de clases pasivas, que por ahora están en las Delegaciones de Hacienda. También el régimen de clases pasivas les permite continuar en activo hasta los 70 años, siempre que esté contemplado en el plan de recursos humanos de su administración y con suplemento de 4% por año adicional en activo después de los 65 años.

La jubilación forzosa de los funcionarios se declara de oficio al cumplir 65 años de edad, con algunas excepciones: profesores universitarios, magistrados, jueces, fiscales, letrados y registradores que es a los 70 años, no obstante, podrán optar por la prolongación de la permanencia en el servicio activo hasta que cumplan, como máximo, los setenta si cumplen las condiciones exigidas.

Pero además a partir de 17-03-2013, se establece esta nueva modalidad de jubilación anticipada por voluntad del trabajador a la que podrán acceder los trabajadores, incluidos en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social (aquí estamos encuadrados la mayoría de los médicos, los estatutarios y los laborales), que reúnan los siguientes requisitos:

  • a) Tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad exigida para la jubilación que resulte de aplicación en cada caso. En 2022 se puede jubilar con 65 años si se tienen más de 37 años y seis meses cotizados, si no los tienen deben esperar al año próximo con 66 años y cuatro meses o al año 2024 con 66 y seis meses los nacidos de septiembre o diciembre. En este año también se pueden jubilar, con 66 años y dos meses, los que el año pasado no cumplían requisito para jubilarse con 65 años. Resumiendo, se pueden jubilar con 63 años los que cumplan requisito para jubilación con 65 años y si no los tienen dos años antes de la edad legal de jubilación, que es necesario consultar en Seguridad Social (muy fácil con certificado digital o clave) en el apartado “Tu Seguridad Social”, pues varía según el mes y año de nacimiento.
  • b) Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años. A estos exclusivos efectos, solo se computará el período de prestación del servicio militar obligatorio o de la prestación social sustitutoria, con el límite máximo de un año. Cinco años más que para los funcionarios.
  • c) Del período de cotización, al menos 2 años deberán estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.
  • d) La cuantía de la pensión se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados y el coeficiente reductor que corresponda.
  • e) El importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad (entre 685 euros/mes con cónyuge, pero no a su cargo, 721,7 euros/mes sin cónyuge y 890,5 euros/mes con cónyuge a su cargo).

La cuantía que resulte será objeto de reducción mediante la aplicación, por cada mes o fracción que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación que en cada caso resulte de la aplicación, de los siguientes coeficientes reductores en función del período de cotización acreditado:

  • Cotizaciones de menos de 38 años y seis meses va desde el 3,26% para un mes de adelanto hasta el 21% para un adelanto de 24 meses.
  • Cotizaciones de más de 38 años y seis meses y menos de 41 años y seis meses va desde el 3,11% para un mes de adelanto hasta el 19% para un adelanto de 24 meses.
  • Cotizaciones de más de 41 años y seis meses y menos de 44 años y seis meses va desde el 2,96% para un mes de adelanto hasta el 17% para un adelanto de 24 meses.
  • Cotizaciones de más de 44 años y seis meses va desde el 2,81% para un mes de adelanto hasta el 13% para un adelanto de 24 meses.

Es aconsejable hacer simulaciones con varias fechas de jubilación en “Tu Seguridad Social” para tomar una decisión acertada.

Estas reducciones se hacen sobre la pensión inicial reconocida. En el caso del ejemplo que hemos usado en los anteriores informes, con cotización por las bases máximas y 36 años cotizados, se restarían de la pensión inicial reconocida aproximada de 3.143 euros brutos, por lo que, si son dos años antes y tienen cotizados menos de 38 años y 6 meses, le restarían el 21% (660,03 euros) y el importe resultante es de 2.482,97 euros/mes, que es inferior (336,21 euros/mes) al tope máximo de 2.819,18 euros, por lo que aquí sufre un gran recorte por su jubilación anticipada. Como siempre después hacienda retiene aproximadamente un 20% y al banco llegan unos 1.986 euros netos más o menos.

Pero aquí no quedan los recortes, una vez aplicados los referidos coeficientes reductores, el importe resultante de la pensión no podrá ser superior a la cuantía que resulte de reducir el tope máximo de pensión en un 0,50 por 100 por cada trimestre o fracción de trimestre de anticipación. Esto quiere decir que, si se jubila dos años antes de la edad legal, la pensión que cobrará un médico no puede ser superior a 2.706,41 euros/mes con una pérdida de 112,77 euros mensuales sobre la pensión máxima. En el caso del ejemplo este nuevo recorte ya no es de aplicación al quedar por debajo de este importe, pero si para los que el adelanto es menor y su pensión inicial reconocida es superior o igual a la pensión máxima.

El coeficiente del 0,50 por 100 a que se refiere el apartado anterior no será de aplicación en los siguientes supuestos:

  • a. Cuando se trate de jubilaciones causadas al amparo de lo establecido en la norma 2a del apartado 1 de la disposición transitoria cuarta de la Ley General de la Seguridad (Mutualistas).
  • b. En los casos de jubilaciones anticipadas, en relación con los grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre, o se refieran a personas con discapacidad.

Esta regla, del 0,50% se aplica cuando al aplicar la primera el importe resultante está por encima de la pensión máxima, en el caso del ejemplo de hacerlo un año antes con menos de 38 años y 6 meses cotizados, de los 3.143 euros/mes le descontarían el 5,5% es decir 172,86 euros y como el importe resultante (2.970,14 euros/mes) queda por encima del tope máximo y a este último le aplican el 2% (0,50% por trimestre), es decir 56,38 y finalmente cobraría 2.762,8 euros/mes brutos, que con una retención aproximada del 20% quedan en unos 2.210,24 euros/mes netos.

A partir de enero de 2024, una vez aplicados los coeficientes anteriores, la pensión no podrá superar el importe que resulta de aplicar a la pensión máxima los coeficientes reductores siguientes que aumentan cada año hasta el 2033:

  • Cotizaciones de menos de 38 años y seis meses va desde en 2024 el 5,70% para 24 meses de adelanto hasta el 21% en el año 2033 y menores porcentajes para menos meses.
  • Cotizaciones de más de 38 años y seis meses y menos de 41 años y seis meses va desde en 2024 el 5,50% para 24 meses de adelanto hasta el 19% en el año 2033 y menores porcentajes para menos meses.
  • Cotizaciones de más de 41 años y seis meses y menos de 44 años y seis meses va desde en 2024 el 5,30% para 24 meses de adelanto hasta el 17% en el año 2033 y menores porcentajes para menos meses.
  • Cotizaciones de más de 44 años y seis meses va desde en 2024 el 4,90% para 24 meses de adelanto hasta el 13% en el año 2033 y menores porcentajes para menos meses.

Quien pueda estar próximo a la jubilación, por edad o anticipada si ya no puede más y está agotado, es aconsejable realizar una simulación en el apartado “Tu Seguridad Social” de la Sede Electrónica o acudir a la Seguridad Social para estar perfectamente informado, los cálculos deben ser individuales. Para obtener información en la web de la Seguridad Social bases de cotización, vida laboral y hacer incluso su propia simulación es necesario disponer de DNI electrónico o certificado digital, [email protected] permanente, [email protected] pin o SMS si la Seguridad Social dispone de su móvil.

Jubilación flexible, parcial y parcial con contrato de relevo

La Seguridad Social permite compatibilizar la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial, con la consecuente minoración de aquélla en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, en relación con la de un trabajador a tiempo completo.

En la Sanidad Pública, por ahora, no son de aplicación estas figuras de jubilación que en algunos casos permitirían prolongar la vida laboral con menores cargas de trabajo y aliviar las cargas de trabajo por falta de plantilla en algunas especialidades y periodos.

La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros, bomberos, policía local…) tener un factor corrector y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años al igual que los funcionarios y sin tanto recorte.

Además, el tiempo de las guardias, que son obligatorias, en general no cotiza a la Seguridad Social al estar por encima del tope de cotización y no computa como tiempo trabajado. Sin duda debería considerarse tiempo trabajado a efectos de jubilación y su retribución, que es inferior a la hora ordinaria debería incrementarse y además tener un tratamiento fiscal favorable, ahora supone un incremento importante de la retención del IRPF de toda la nómina y para el médico, finalmente el importe neto que llega al banco supone poco más del 50% del importe bruto por hora. Un médico que haga guardias durante 30 años puede realizar una jornada total equivalente a una jornada ordinaria de más de 40 años.

Por la falta de planificación a largo plazo de las Administraciones tanto central como autonómicas, no se ha tenido en cuenta el gran número de jubilaciones que se están produciendo y se producirán en los próximos años y en determinadas especialidades no existen médicos especialistas disponibles, porque se han formado pocos o porque se han marchado a países de nuestro entorno donde les ofrecen mejores condiciones tanto profesionales, de estabilidad y retributivas. Es urgente mejorar las condiciones laborales y retributivas para evitar que muchos jóvenes especialistas se marchen y muchos mayores se jubilen de forma anticipada, obligados por la penosidad del ejercicio actual de la profesión.

Terminó el tiempo de las palabras, es ya hora de poner soluciones urgentes, incrementar durante unos años aún más, el número de plazas MIR en determinadas especialidades y muy importante mejorar las condiciones del ejercicio profesional, con plazas estables y mejores retribuciones. Es imprescindible incrementar el presupuesto dedicado a la Sanidad Pública hasta alcanzar al menos el 7% del PIB, del cual debería llegar hasta Atención Primaria al menos un 20% pues ha sido un sector muy castigado por la anterior crisis, según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta tal punto que lo invertido en 2020 en Atención Primaria supera lo invertido en 2009 en solo el 11,6%, mientras la inversión en el Sistema Sanitario Público ha crecido en un 18,7%, en el sector hospitalario en un 32,2% y la inflación de enero de 2009 a junio de 2022 ha sido de un 29,3%.

Fuente: CESM

 

3. AMYTS en los medios: Los MIR a examen

Sheila Justo, Vicepresidenta de AMYTS y Secretaria Técnica MIR Nacional, Leticia González, residente primer año de pediatría y Santiago Toranzo, residente tercer año de Medicina de Familia.

Tres médicos MIR cuentan a Medicina Responsable su experiencia en el examen y hablan sobre la necesidad de cambiar el sistema de selección de plazas, una vez aprobado el examen. Por qué un test no puede determinar si alguien va a ser un buen médico, tras haber estudiado una carrera. Además, tratan el asunto de la precariedad económica durante sus años de residencia y de que esta situación continúa una vez comenzada su auténtica carrera profesional como médicos.

 

4. Así se reparten todas las notas de corte para estudiar Medicina este curso

Ya se conocen las notas de corte 2022 de Medicina de las 36 universidades españolas en las que se puede estudiar esta titulación. La nota mínima más alta para entrar ha sido un 13,5 en la Universidad Complutense de Madrid, la única que se ha quedado a cinco décimas de la nota máxima que se puede sacar en selectividad, un 14 sobre 14.

En segundo lugar se encuentra la Universidad de Murcia, con una nota mínima de acceso a Medicina de 13,492, seguida de cerca y cerrando el podio por la Universidad de Valencia, con una nota de 13,475, según la información recopilada por Redacción Médica.

En el top diez también se sitúan la Universidad Autónoma de Madrid (13,463), la Universidad Miguel Hernández de Elche (13,419), la Universidad Jaume I de Castellón (13,376), la Universidad de Castilla-La Mancha (13,364), la Universidad de Alcalá (13,357), la Universidad Rey Juan Carlos (13,35) y la Universidad de Sevilla (13,345).

23 universidades que piden más de un 13

Entre todas las universidades, públicas y privadas, que ofrecen Medicina, 23 piden una nota igual o superior a 13. Además de las mencionadas, también exigen esta nota mínima la Universidad de Castilla-La Mancha, ahora en Ciudad Real, (13,399), la Universidad de Granada (13,319), la Universidad de Málaga (13,275), la Universidad de Córdoba (13,25), la Universidad de Cádiz (13,232), la Universidad de Oviedo (13,23) y la Universidad de Zaragoza (13,215).

Con una puntuación superior a 13, pero ya por debajo de 13,2, se posicionan la Universidad de Salamanca (13,175), la Universidad de Valladolid (13,121), la Universidad de Extremadura (13,1), la Universidad Pública de Navarra (13,086), la Universidad de La Laguna de Tenerife (13,029) y la Universidad de Barcelona (13,022), la primera de Cataluña.

Doce universidades con un 12 y una con un 11

De esta forma, doce universidades piden una nota mínima de acceso a Medicina de un 12 e incluso una exige un 11. Por orden, de mayor a menor puntuación, se sitúan la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (12,962), la Universidad de Santiago de Compostela (12,925), la Universidad de Cantabria (12,902), la Universidad de Barcelona, ahora en el Campus de Bellvitge, (12,878), la Universidad de Baleares (12,842) y la Universidad del País Vasco (12,827).

Las notas de corte más bajas se registran en la Universidad Pompeu Fabra (12,758), la Universidad Autónoma de Barcelona (12,751), misma nota que en la idéntica universidad pero en Barcelona; la Universidad de Girona (12,717), la Universidad de Lleida, (12,711), la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (12,708) y la Universidad de Vic, que pide la menor nota de todas, con un 11,987.

Fuente: Redacción Médica

 

5. Escrivá confirma que la cuota del médico autónomo alcanzará los 590 euros

El Consejo de Ministros ha validado el acuerdo suscrito por el Ministerio de Seguridad Social y los sindicatos para establecer un nuevo sistema de cotización de los autónomos. Un modelo “gradual y flexible”, ha indicado José Luis Escrivá, que conllevará para el colectivo médico un incremento de la contribución de 530 euros de cara al año 2025.

En concreto, el nuevo sistema de cotización de autónomos aprobado por el Consejo de Ministros establece 15 tramos vinculados de forma gradual a los rendimientos netos de los trabajadores, de forma que los que menos beneficios obtengan aportarán una cantidad menor.

De esta forma, para 2025 la cuota mínima se reducirá hasta los 200 euros para aquellos con rendimientos inferiores a los 670 euros. En el otro extremo se sitúan los médicos, que se encuentran en la franja de los 4.050 y 6.000 euros y que tras la reforma de Escrivá aportarían entre 530 y 590 euros. Es decir, hasta 69 euros más que en la actualidad.

Al término del Consejo de Ministros, el titular del área de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha incidido en que se trata de un modelo “muy flexible” que dotará a los trabajadores autónomos de capacidad para “moverse de uno a otro tramo” en función de sus ingresos. Una situación que beneficiará a aquellos que en momentos puntuales vean reducido su rendimiento neto.

«Anomalías» de la cotizaciónd de autónomos

El nuevo sistema de cotización por ingresos reales pondrá fin a la «gran anomalía» del régimen vigente, como la ha calificado Escrivá, y cumplirá con las recomendaciones 4 y 5 del Pacto de Toledo, así como con el componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha insistido en que el nuevo régimen va más allá de la implantación de un sistema de cotización por ingresos reales, ya que también pretende mejorar las pensiones de los trabajadores por cuenta propia, que hasta ahora eran un 43 por ciento inferiores a las de los asalariados, y garantizar sus prestaciones sociales.

El acuerdo entre el Ministerio de Seguridad Social y las principales organizaciones de autónomos puso fin a meses de negociaciones en los que se han ido cambiando las aportaciones de los tramos para acercar el acuerdo. Organizaciones como UPTA ya han dado formalmente su respaldo y han calculado que beneficiará a cerca de 2,3 millones de autónomos.

Fuente: Redacción Médica

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *