Cargando

Type to search

E-BOLETÍN

Boletín Diario Informativo de AMYTS del 19 de enero de 2022

Share

1. AMTYS en los medios: entrevista a nuestro responsable del Gabinete Psicológico sobre la salud mental de los médicos

2. «¿Ya nadie aplaude a nuestros sanitarios?». Programa especial de GenPlayz con la participación de Sheila Justo, responsable MIR de AMYTS y CESM

3. Madrid activa las videoconsultas y las altas por covid automáticas. ¿Cuál es el posicionamiento de AMYTS?

4. Los madrileños de 30 a 39 años pueden pedir ya cita para recibir la dosis de refuerzo

5. Datos del Covid: Sanidad suma 94.472 casos y 284 muertes; Madrid registra 11.932 positivos y 36 fallecidos en las últimas 24 horas

1. AMTYS en los medios: denunciamos los problemas de la Atención Primaria en La Sexta y en Onda Cero

  • Silvia Durán (AMYTS) denuncia en La Sexta el colapso que sufre la Atención Primaria

  • AMYTS reclama en Onda Cero medidas urgentes para frenar el abandono de la Atención Primaria

 

EL SALTO: Más de 3.600 sanitarias en el paro mientras las comunidades contratan personal jubilado

El pasado 22 de diciembre, y al tiempo que anunciaba el retorno de las mascarillas en las calles, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comunicaba que, como medida para sofocar el previsible colapso sanitario por el alto incremento de casos ocasionado por la variante ómicron, el gobierno ampliaba la posibilidad de contratar profesional sanitario jubilado y extracomunitario. Un día después, el Consejo de Ministros respaldaba esta alternativa, una baza que ya se utilizó el año pasado, mediante la aprobación del Real Decreto 30/ 2021, que posibilita la contratación de sanitarios jubilados hasta diciembre de 2022 y hace compatible el ejercicio de la profesión con el cobro de la pensión.

Tras el “sí” del gobierno, muchas comunidades autónomas se apresuraron a engrosar sus filas con personal jubilado. Días después, tanto Madrid como Galicia y Andalucía hacían un llamamiento para reclutar de manera voluntaria profesionales que ya habían colgado sus batas en labores que especialmente tienen que ver con el control de la epidemia: médicos y médicas de familia para el rastreo y la gestión de bajas médicas, y enfermeros y enfermeras para ejecutar la campaña de vacunación. A estas comunidades le seguía Aragón, que decidió buscar profesionales a través del Servicio Aragonés de Salud, o Euskadi, que ha hecho lo propio a través de Osakidetza. Hasta 129 sanitarios han recogido el guante en esta última comunidad.

Sin embargo, hay personal capacitado para trabajar en los puestos requeridos que se encuentra en edad laboral y a la cola del paro en plena pandemia. Así, según los datos de diciembre, en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) permanecen 3.677 sanitarios y sanitarias con las batas colgadas. El último informe de este organismo indica que 914 médicos de familia permanecen en el paro, 223 llevan inscritos más de doce meses y 649 son mujeres.

Además, más de 2.763 enfermeros y enfermeras duermen en las listas del SEPE: 350 especializados y 2.413 sin especialidad. De los primeros, 117 llevan más de 12 meses y 522 en el caso de los segundos. En ambos perfiles, la mayoría de paradas son mujeres, superando porcentajes de más de un 80%.

En lugar de incrementar la contratación de personal parado, otra de las estrategias que están adoptando las administraciones es permitir que los profesionales realicen horas voluntarias. Así, a principios de enero, el Servicio Andaluz de Sanidad (SAS) autorizaba peonadas de hasta 12 horas para los médicos de familia. El SAS les abonará 40 euros por hora hasta un máximo de 2.000 euros al mes. Una medida que se ha enfrentado a un fuerte oposición sindical y más teniendo en cuenta que esta comunidad se deshizo de 8.000 sanitarios y sanitarias cuando la quinta ola tocaba a su fin.

Como Andalucía, otras comunidades han recurrido a las horas extraordinarias ante el colapso de la atención primaria. Es el caso de Madrid, donde los profesionales pueden alargar su jornada cuatro horas más en lo que se conoce como “prolongaciones de jornada”. Para María Justicia, portavoz del sindicato médico AMYTS, tanto la contratación de jubilados como las prolongaciones de jornada no son más que “parches”.

“Lo primero que se debería hacer es que trabajen los médicos que pueden trabajar y no lo están haciendo. Hay que tirar de ellos. Los médicos jubilados ya no deben trabajar”, asegura Justicia. La prolongación de jornada “a la madrileña”, apunta, fue una propuesta de su sindicato en las navidades de 2019, “cuando ya faltaban muchos médicos”. “Fue una propuesta puntual, hasta que mejoraran las condiciones laborales y se contrataran más médicos. Y se ha extendido durante la pandemia porque cada vez hay menos médicos: ni se han mejorado las condiciones laborales, ni las condiciones económicas”.

“El problema de la administración es que no busca soluciones a la atención primaria, pone solo parches. Como parches que son, con ellos no mejoramos. No resuelven los problemas y solo sirven para hacer medicina de supervivencia, que es lo que estamos haciendo ahora mismo”, sentencia esta médica de familia.

ANTENA 3: Ángel Luis Rodríguez: «Un 3,5% de los doctores que vienen a vernos se plantea el suicidio como única salida»

El colapso que vive la atención primaria y que amenaza con volver a darse en los hospitales, como ya ocurrió en anteriores olas de la pandemia del coronavirus, ha llevado a médicos y sanitarios al límite de sus fuerzas físicas y mentales. Tanto es así, que más del 50% de los médicos españoles presenta síntomas de ‘burnout’, que se traduce como síndrome del desgaste profesional y que comúnmente se conoce como estar quemado. Es, en muchísimos casos, el estadio previo al colapso nervioso.

Así lo ha denunciado esta mañana en el informativo matinal de Antena 3 Noticias Ángel Luis Rodríguez, el responsable de salud mental del sindicato médico AMYTS, quien aseguro que más del 50% de los doctores que acuden a sus consultas necesita tomar antidepresivos para poder trabajar.

«Hay muchísimos profesionales que van al trabajo polimedicados para poder pasar consulta. Más del 50% tienen que tomar antidepresivos, hipnóticos, relajantes musculares o estimulantes para poder pasar la jornada laboral», denuncia.

Rodríguez explica asimismo que una parte de los médicos que acuden al sindicato para buscar ayuda se plantea quitarse la vida. «Un 3,5% considera el suicido como la única salida, cuatro veces más que en la población general, mientras que un 25% se plantea abandonar la profesión».

El responsable de salud mental del AMYTS asegura que el sector sanitario está cansado de ser «el Pepito grillo» de la sociedad, mientras desde «todos lados nos intentan verde normalidad», explica en referencia a las últimas fiestas multitudinarios, en espacios cerrados y sin mascarilla, que se han celebrado en varias ciudades de España.

Desde que comenzó la pandemia, más de la mitad del total de médicos españoles ha presentado síntomas depresivos, asevera, al tiempo que lamenta que el sector que más sufre las consecuencias mentales de la pandemia es el sanitario.

Rodríguez explica, por último, que en esta sexta ola del coronavirus, los profesionales de la atención primaria han sido los más afectados. Muchos centros de salud y ambulatorios se han visto obligados a cerrar ante las numerosas bajas de sus profesionales y, los que no han cerrado, se han visto desbordados por la avalancha de contagios derivada de ómicron.

 

2. «¿Ya nadie aplaude a nuestros sanitarios?». Programa especial de GenPlayz con la participación de Sheila Justo, responsable MIR de AMYTS y CESM

GenPlayz, uno de los programas más de moda y recientemente ganador de un Premio Ondas, ha abordado el abandono de la sanidad española. Un espacio de debate -dedicado principalmente para jóvenes- que impulsa RTVE y que para ello ha contado con Sheila Justo, responsable del Sector Médicos Jóvenes y MIR de AMYTS y CESM.

Aquí os dejamos las intervenciones concretas de Sheila y también un enlace con el programa completo:

 

3. Madrid activa las videoconsultas y las altas por covid automáticas. ¿Cuál es el posicionamiento de AMYTS?

Mientras Isabel Díaz Ayuso entraba la mañana de este martes al hospital del Henares, en la localidad madrileña de Coslada, para presentar la nueva herramienta de videoconsulta, decenas de personas, ciudadanos y miembros de sindicatos, gritaban en la puerta del centro “sanidad pública”. Dentro, en el vestíbulo de entrada, las quejas y los gritos de “Ayuso, dimisión” de algunos pacientes se han mezclado con los aplausos de algunos sanitarios. “Es parte de la política y de la gestión, es el día a día”, ha respondido sobre la protesta la presidenta de Madrid, escueta, tras la rueda de prensa.

Con un sistema debilitado por las consecuencias de casi dos años de pandemia, este nuevo protocolo parece insuficiente a especialistas y organizaciones e inadecuado para solucionar los problemas de fondo de la sanidad pública madrileña: carencias en las plantillas de atención primaria, listas de espera crecientes y una elevada temporalidad y precariedad en la situación laboral de los profesionales.

Para la presidenta, la videoconsulta “es todo un hito asistencial que se traducirá, este mismo año, en más accesibilidad, mejor atención, menos desplazamientos y una relación médico- paciente más cercana”. Para los médicos, sobre todo de atención primaria, esto no soluciona la gestión diaria que han de hacer de las agendas, con hasta 90 pacientes que ver en un día.

Ana Giménez, médico de familia y portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores en este ámbito, asegura que “en atención primaria las videollamadas no pueden arreglar absolutamente nada, porque es una cuestión de falta de médicos. Es una herramienta, pero no es lo que necesita la Comunidad de Madrid”. Lo que sí es una prioridad, afirma la especialista, “es ser capaces de volver a atraer a los médicos a trabajar en este nivel, y para eso hacen falta unas condiciones laborales adecuadas, retribuciones competitivas y control de la demanda”.

“Necesito tiempo para poder atender a mis pacientes. Ni por teléfono ni por videollamada soy capaz de atender a 70, 80, 90 pacientes al día”, añade Giménez. En esta saturación de las plantillas, lo que sí puede ayudar es el sistema de bajas y altas automáticas que activó este lunes el Gobierno regional para los enfermos de covid asintomáticos —aquellos que solo tienen que permanecer en aislamiento siete días—, con el objetivo de “reducir la carga burocrática a la mitad”, según una nota de la Consejería de Sanidad, en la que explican que en el mismo proceso el facultativo podrá dar la baja y el alta a la semana desde la fecha en la que el paciente haya dado positivo.

Desde que comenzó la sexta ola, los centros de salud han sido los más afectados por la avalancha de nuevos contagios. Desde hace semanas tienen activos los planes de emergencia y en muchos consultorios se paralizaron todas las consultas que no fuesen imprescindibles. Aún decenas de ellos no tienen citas disponibles para los próximos 14 días. Tenían este lunes 6.936 enfermos en seguimiento domiciliario; en noviembre, cuando se fijó el inicio de este último pico de la pandemia, eran 794.

Es un nuevo servicio de atención telemática que, según ha especificado la presidenta, “no sustituirá” a la atención presencial, “que seguirá siendo la más habitual”, sino que será un complemento más, como ya lo es la telefónica. Funciona desde diciembre como proyecto piloto en los servicios de Dermatología, Endocrinología, Medicina Interna y Psiquiatría del Hospital El Escorial, y se activa ahora en Endocrinología, Medicina Interna, Neumología, Nefrología y Dermatología del hospital del Henares.

Próximamente, especifica el Gobierno de Madrid en una nota, se pondrá también en marcha en los centros de salud de Los Alpes, Adelfas, Baviera, Griñón, Torres de la Alameda, Navas del Rey, Torrelaguna y Colmenar de Oreja, y en los consultorios locales de Alpedrete y Loeches. Y “poco a poco” llegará a todo el sistema público, “antes de terminar el año”.

Esta opción estará disponible en la tarjeta sanitaria virtual, junto a las opciones ya existentes de “cita presencial” y “cita telefónica”, no hará falta ninguna otra aplicación y, por el momento, será el profesional quien decida cuándo es adecuada este tipo de atención según la patología y la situación clínica del paciente. Más adelante, ha especificado Díaz Ayuso, “se valorará que pueda ser el paciente quien la pida”. También ha explicado que esa videollamada “no se puede grabar” y que “quedará integrada en la historia clínica” del paciente de forma automática.

En la misma rueda de prensa, y haciendo alusión a la “utilidad” de la Tarjeta Sanitaria Virtual para la campaña de vacunación contra la covid, la presidenta ha informado de que a partir de mañana, los madrileños en la franja de 30 a 39 años podrán solicitar cita para la tercera dosis, la de refuerzo, que comenzará a ser inoculada este jueves. Además, ha anunciado que a partir del miércoles las familias de los niños de 5 a 11 años empezarán a recibir mensajes SMS con la cita para administrarles la segunda dosis de vacuna, cuando se cumplan ocho semanas de la primera.

El procedimiento para las bajas y altas simultáneas

En las bajas por covid —en caso de que el paciente sea asintomático, es decir, que su aislamiento sea de siete días— “se cargará automáticamente una duración estimada de siete días y, en función de la fecha que se registre, aparecerá automáticamente la de reincorporación sin necesidad de cumplimentarla”, explica el Gobierno de Madrid en una nota. Un cambio que llega tras la respuesta del pasado jueves del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que dio luz verde a este nuevo sistema y confirmando que “se podía implantar sin modificación de la normativa vigente”, según el mismo comunicado.

Cómo pedirla. Para acceder a este proceso, los asintomáticos que hayan dado positivo, en un test de autodiagnóstico o cualquier otra prueba de detección, tendrán que contactar con el teléfono gratuito del Centro de Atención al Paciente (900 102 112) para informar de su situación e indicar que necesitan la baja para cumplir con el periodo de aislamiento.
El paciente recibirá un SMS que confirmará que el centro ha recibido los datos y que le informará de que el centro de salud contactará de forma automática sin necesidad de pedir cita. La baja y alta se dará a partir del día del resultado positivo y con una duración de siete días.

¿Qué ocurre si aparecen síntomas durante el periodo de aislamiento? En este caso, el ciudadano deberá contactar con su centro de salud por si fuera necesario prolongarla. “Si permanece sin síntomas, transcurrida la semana, deberá incorporarse al trabajo al siguiente día laborable”, informa la Consejería de Sanidad en el mismo comunicado.

La documentación. Los ciudadanos que lo necesiten pueden acceder a la documentación de la baja accediendo al apartado Mi Carpeta de Salud en el portal web oficial de la Comunidad de Madrid —para lo que se necesitará DNI electrónico, certificado digital o el código de [email protected] permanente—, o a través de su empresa si está adherida al Sistema RED estatal. “No será necesario imprimir el parte en papel si su empresa tiene acceso a esta herramienta”, según añade la Comunidad. En caso de requerirlo en papel, se puede solicitar un ejemplar impreso en la Unidad de Atención al Usuario de los centros de salud.

Fuente: El País

 

4. Los madrileños de 30 a 39 años pueden pedir ya cita para recibir la dosis de refuerzo

Los madrileños con edades comprendidas entre los 30 y los 39 años podrán pedir cita desde este miércoles para recibir la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19 a partir del próximo jueves en la red de hospitales públicos de la región, incluido el Enfermera Isabel Zendal, el WiZink Center y los centros de Atención Primaria.

De esta forma en la región la administración de esta tercera dosis ya está abierta para todos los mayores de 30 años, así como a personas con condición de alto riesgo, personas que viven en residencias, refuerzo de Janssen y personal sanitario y sociosanitarios.

Así, la Comisión de Salud Pública, en la que están representadas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, avaló la semana pasada las dosis de refuerzo de la vacuna a todas las personas mayores de 18 años, que se irán incorporando por grupos de edad a la estrategia de vacunación en la región.

De este modo, desde hoy se podrá pedir cita en la red de hospitales públicos y el WiZink Center a través de la web de citación habilitada por la Consejería de Sanidad, a la que también se puede acceder desde la Tarjeta Sanitaria Virtual.

En el caso de los centros de salud, se deberá solicitar cita previa por teléfono llamando a su centro de salud y seleccionar la opción Cita de vacunación, que será en el horario habitual de los centros.

Podrán recibir esta tercera dosis las personas que hayan recibido la segunda de Pfizer o Moderna hace cinco meses –se reduce un mes–, mientras que el plazo será de tres meses en el caso de las personas a las que se les inyectó Janssen o AstraZeneca.

Asimismo, las familias de los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años que han recibido la primera dosis de la vacuna pediátrica de Pfizer recibirán a partir de este miércoles un SMS con la cita para que se les administre la segunda.

En este caso, podrán recibirla aquellos menores cuando hayan transcurrido ocho semanas desde la administración de la primera y será en el mismo centro en el que recibieron esta.

En caso de no poder acudir, se podrá cambiar la cita a través del enlace que les será facilitado en el propio mensaje y que les dará acceso a la aplicación de autocita, introduciendo el DNI o el Código de Identificación Personal Autonómico (CIPA) que figura en la Tarjeta Sanitaria pública.

Aquellos ciudadanos que no dispongan de estos datos y no puedan acceder recibirán un nuevo SMS en los siguientes días con otra fecha para la vacunación de sus hijos.

Fuente: Europa Press

 

5. Datos del Covid: Sanidad suma 94.472 casos y 284 muertes; Madrid registra 11.932 positivos y 36 fallecidos en las últimas 24 horas

El Ministerio de Sanidad ha registrado 94.472 nuevos casos de coronavirus, de los que 52.078 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, frente a los 36.414 registrados el lunes.

Respecto a la incidencia media actual de contagios en España en los últimos 14 días, el informe muestra un ligero descenso, situándose en los 3.306,52 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 3.397,60 notificado el lunes por el departamento dirigido por Carolina Darias.

En cuanto a los fallecidos por Covid-19, se han notificado 284 más, de los cuales 564 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 91.277 personas.

Actualmente hay 18.918 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 2.243 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se han producido 2.410 ingresos y 2.505 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 15,17 % y en las UCI en el 23,69%.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha notificado 15.037 nuevos casos de Covid, 11.932 en las últimas 24 horas, y 36 fallecidos en los hospitales madrileños, según el informe de la situación epidemiológica de este martes con datos a cierre del día anterior.

En la jornada del lunes fueron notificados 7.048 nuevos casos de Covid-19 (7.989 menos), 2.779 de ellos las últimas 24 horas, y 38 fallecidos en los hospitales madrileños (dos más), mientras que el martes de la semana precedente se registraron 20.195 nuevos contagios de Covid (5.158 más), 15.693 en las últimas 24 horas, y 31 muertos (cinco menos).

El número de hospitalizados se sitúa en 3.135 (37 menos que ayer) y 325 en la UCI (los mismos), mientras que 419 pacientes han recibido el alta. El número de personas en seguimiento domiciliario por Atención Primaria es de 8.143.

En el acumulado, la Comunidad de Madrid ha registrado 1.392.013 positivos, un total de 137.720 casos han requerido hospitalización, 14.518 han precisado UCI y 120.116 han sido dados de alta por los hospitales. Atención Primaria ha realizado el seguimiento domiciliario de 1.262.717.

Fuente: Europa Press

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *